Saltar la navegación

3. Sexualidad vs. sexualización.

¿Era imprescindible el quirófano?

Duración:
15/20 min
Agrupamiento:
Cinco equipos. En conjunto.

A estas alturas del juego, nos podemos plantear cuestiones fundamentales. Va a servirnos de ayuda un videojuego de ambientación apocalíptica y oscura (género acción-aventura, subgénero supervivencia), en el que esos tintes no han sido pretexto para sexualizar los cuerpos de los personajes femeninos jugables, una vez que adquieren protagonismo en la saga. Lo cual no quiere decir que el personaje no establezca relaciones ni muestre una orientación sexual hacia otros (concretamente, otra). Ellie es el personaje central de The Last of Us 2: 

The Last of Us
Joaquín José Martínez Sánchez. The Last of Us, 2. (CC BY-SA)

Haz click sobre la imagen o sobre el texto del Breakout para obtener más información. 

Aprende equivocándote.

Esta vez no vamos a daros muchas pistas (solo una) ni a anticipar las respuestas a través de la investigación. Con lo que llevamos visto y con la información que has obtenido en las etapas anteriores, es suficiente para entender los retos y su solución.

De hecho, ya habrás comprobado que la mayoría de los desafíos, en caso de error, se acompañan de una retroalimentación.

Collage
Joaquín José Martínez Sánchez. Collage de preguntas (CC BY-SA)

Una pista.

"Por el ruido que generan, y sus consecuencias, por el aumento de los personajes femeninos en los títulos grandes (un logro derivado de lo anterior) y por el altavoz de denuncia y reconocimiento que suponen para las mujeres las redes sociales, vivimos ahora en lo que se conoce como el espejismo de la igualdad. (...) Los prejuicios de género siguen activos [en la industria] y las únicas áreas en las que la presencia femenina supera a la masculina son las relacionadas con el arte. (...) La (correcta) representación en juegos produce empatía, genera visibilidad y crea referentes, pero no sirve de nada si no se traduce en acciones reales" en el ámbito de la producción y el desarrollo de videojuegos: la autoría.

Marta Trivi, "Una historia de las mujeres en los videojuegos". En Marina Amores (coord.), ¡Protesto! Videojuegos desde una perspectiva de género, Anaitgames, 2018, pp. 62-63.