Saltar la navegación

9. Reinventamos el mito: Don-a Videote

Leer, ver e inspirarse

Duración:
2 sesiones
Agrupamiento:
Cinco equipos. En conjunto.

Todas las obras artísticas proceden unas de otras, en una secuencia histórica y comunicativa que es tan antigua como los seres humanos. Pero no todas proceden de la misma manera.

Remake

El Quijote de Avellaneda

Como todas las grandes historias, también el Quijote ha dado lugar a continuaciones, apócrifos o contrahechuras (remakes) que, actualmente, se clasificarían con la mejor voluntad posible en el género del fanfiction. La más famosa de esas obras un tanto fraudulentas fue el llamado Quijote de Avellaneda, el cual aparece citado por el propio Cervantes en la Segunda parte del Quijote oficial. Se convirtió en un estímulo para que el autor original creara la auténtica continuación de la novela.

Fanfic

Los fanfic pueden ser más o menos divertidos, un pretexto para desarrollar la creatividad  o el fruto de una obsesión, como vimos en la sección anterior. De hecho, todos los videojuegos producidos por la industria para provocar un impacto mundial (los videojuegos AAA) han generado un alud de fanfic que podría inundar la imaginación y la corta vida de un ser humano. De acuerdo con un dato que corre por la red, el texto literario más largo de la Historia es un fanfic de Super Smash Bross, con más de cuatro millones de palabras. (Quizá sea un bulo: únicamente nos sirve como provocación a pensar),

Remix: Mars Attacks

Sin embargo, hay versiones que superan a los originales. Es el caso de la película de Tim Burton Mars Attacks! (1996), una parodia desternillante surgida del remix entre:

  • una vieja serie de cromos con el mismo nombre en USA, en la época de las pulp fiction
  • una burla directa de otra película en cartelera el mismo año: Independence Day (1996), donde se narraba la lucha de la Humanidad contra extraterrestres invasores.

Gracias a la burla, descubrimos lo absurdo que resulta construir un mundo totalmente polarizado entre el Bien y el Mal, cuando nos hacemos incapaces de autocrítica y se pretenden justificar los errores del propio bando por medio de una ideología bélica y beligerante.

¿No es ese el gran mensaje de fondo de nuestro Quijote? Aunque entonces los bandos beligerantes fueran el Imperio español y el Imperio turco, la Cristiandad y el Islam, la Santa Hermandad y los galeotes, los bandoleros y los señores feudales, etc., etc.

La cultura libre y los derechos de autor: un terreno de juego

Un conflicto comunicativo

Probablemente el conflicto más importante de nuestro tiempo en el ámbito de la comunicación y las artes sea el que enfrenta a las defensoras del copyright (derechos de autor) con las personas y los grupos partidarios de la cultura libre

Veamos lo que significan estos conceptos.

Cultura libre

"La cultura libre es una corriente de pensamiento que promueve la libertad en la distribución y modificación de trabajos creativos basándose en el principio del contenido libre para distribuir o modificar trabajos y obras creativas, usando Internet así como otros medios. Es un movimiento que se contrapone a las medidas restrictivas de los derechos de autor, que varios miembros del movimiento alegan que también obstaculizan la creatividad.

La cultura libre está conformada por cuatro corrientes de pensamiento: el dominio público, el Copyleft, las Licencias Creative Commons y el software libre. Las obras en dominio público pueden utilizar también formatos libres". Wikipedia.

Stéphane M. Grueso. RTVE. ¡Copiad, copiad malditos! (CC BY-NC)

Derechos de autor

"El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita. La legislación sobre derechos de autor en Occidente se inicia en 1710 con el Estatuto de la Reina Ana.

Se reconoce que los derechos de autor son uno de los derechos humanos fundamentales en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En el derecho anglosajón, se utiliza la noción de copyright (traducido literalmente como ‘derecho de copia’) que —por lo general— comprende la parte patrimonial de los derechos de autor (derechos patrimoniales).

Una obra pasa al dominio público cuando los derechos patrimoniales han expirado. Esto sucede habitualmente trascurrido un plazo desde la muerte del autor (post mortem auctoris)". Wikipedia.

La convivencia entre ambas interpretaciones

Deberíamos dedicar un proyecto entero a conocer con todo detalle ambos puntos de vista. Al menos, merecen un debate a fondo en las aulas.

Por ahora, solo destacaremos un argumento difícil de refutar en cada una de esas posturas:

1) En favor de la cultura libre: la cultura popular durante milenios, antes de la consolidación de los derechos de autor en el siglo XVIII, se ha basado en compartir creaciones de boca en boca, sobre todo en el cruce entre poesía y música, así como en rituales colectivos como la fiesta, donde participamos de símbolos comunes a toda la sociedad. 

2) En favor de los derechos patrimoniales de las autoras: cualquier persona que se dedique a crear contenidos de manera profesional (artesanas y artistas, músicas y cantantes, periodistas, investigadoras) tiene derecho a una retribución, puesto que, de otra manera, no podría sostenerse materialmente.

Un terreno de juego

También se puede encontrar un terreno de juego común a ambos:

1º) La libertad de expresión y la defensa de la creatividad y la investigación en una sociedad abierta. Sin esos fundamentos, no habría sobre qué discutir.

2º) La gente que carece de recursos materiales para comprar cultura tiene derecho a acceder libremente a la contemplación o el uso personal de cualquier producción artística y, además, a los resultados de la investigación en el periodismo o en las ciencias. Sin ese principio, tendríamos que suprimir las escuelas, las bibliotecas y los museos públicos e impediríamos los avances en el conocimiento humano, que se realizan gracias a la cooperación entre muchas personas a lo largo del tiempo. 

3º) Habría que añadir otro principio que ha generado la revolución digital: el código abierto, sin el cual las personas dedicadas a la programación no podrían colaborar en la mejora permanente del software desde que comenzó a crearse.

Esa necesidad superlativa, primordial, de cooperar ha transformado por completo la industria, que hasta entonces (y todavía en otros ámbitos) exigía el "secreto de la fórmula"; y ha impedido las copias de productos industriales, incluso de los fármacos, por medio de las patentes. A modo de ejemplo, el genoma humano fue objeto de apropiación privada hasta que la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1997 y un proyecto internacional lo hizo realidad.

Don Quijote y los videojuegos

Afortunadamente, las obras de Cervantes pertenecen al dominio público, aunque si no hubiera bibliotecas físicas y virtuales muchas personas tampoco podrían acceder a ellas.

Sin embargo, los videojuegos son creaciones recién salidas del horno. Solamente aquellos que se ofrecen de forma libre o, al menos, gratuita, están a la mano de cualquier persona. Es más, si no poseemos medios tecnológicos para acceder a las plataformas en que se distribuyen, nos quedaremos a dos velas.

UNAM
Joaquín José Martínez Sánchez en Google Maps. Parque de las Esculturas. Ciudad de México, UNAM (CC BY-SA)

Interpretantes

Un diálogo entre Tradición y Modernidad

Aunque parezca un poco aburrido, como casi todos los diálogos filosóficos. 

TRADICIÓN: Bien dicho: todas las obras proceden de otras, a semejanza de los seres humanos que comparten el mismo genoma, nacen unas de otras, crecen en una sociedad y se nutren de muchas culturas.

MODERNIDAD: Pero eso no significa que no exista la personalidad, de la misma manera que no hay un rostro que sea idéntico a otro. Cada persona tiene una experiencia vital y una historia que compartir. Todas somos infinitamente valiosas.

TRADICIÓN: El arte romántico dio lugar al mito del genio, que llega hasta la locura por su afán de ser distinto a los demás. Pero si no utilizara unos símbolos comunes, nadie lo podría entender.

MODERNIDAD: Me rebelo contra ti, ¡oh, Tradición!, porque impones unos cánones que limitan la creatividad. Esa rebeldía es una característica fundamental de la era contemporánea.

TRADICIÓN: Hasta la más original de las creadoras no puede ocultar que ha aprendido con otras personas y que su originalidad consiste en una interpretación distinta de lo que otras personas crearon antes que ella.

MODERNIDAD: Si no fueras tan aburrida, habría más lectoras y mejores creadoras.

TRADICIÓN: Sin mí no se te habrían ocurrido tantos mamarrachos que vender por un dineral.

MODERNIDAD: Mira quién habla, la que nunca vendió un cuadro.

EL TERRENO COMÚN DE JUEGO: Basta ya, no acabéis a golpes.

MODERNIDAD: ¡Carca!

TRADICIÓN: ¡Monigote!

Copias creativas

Lo diremos de otro modo: en vez de tener tanto miedo a la copia, hagamos que nuestras copias sean creativas. Vamos a inspirarnos en el Quijote para crear otras historias en la actualidad, dentro de nuestras circunstancias y nuestros referentes culturales.

Para conseguirlo, indudablemente hay que conocer las técnicas de la creación artística. El comienzo de todo: ¿cómo se crea un relato?

El debate

No es necesario tomar postura solamente por uno de los dos bandos enfrentados, porque, en tal caso, lo más probable es que nunca llegáramos a un acuerdo. Peor todavía, nunca aprenderíamos por medio de esa experiencia, puesto que los argumentos y las pruebas valiosas que se ofrecen desde ambas partes no serían tomadas en cuenta por la contraria. 

¿Es que no hay puntos de vista mezclados? ¿Tenemos que ser todos y todas guardianes de la pureza, como en todas las sectas? Vamos a disfrutar que vivimos en una sociedad abierta, donde ningún bando puede llevarse todos los beneficios... excepto la banca y los especuladores financieros, después del triunfo aparente del capitalismo, en una época que parece haber olvidado los mejores argumentos del comunismo.

Debate 1: Cultura libre y derechos de autor (60/90 min).

Algunas preguntas a las que responder durante el debate.

¿Crees que los derechos de autor se tienen que aplicar a todas las creaciones, o eso depende de la voluntad de quienes crean? (Anticipemos: tienen que aplicarse sí o sí, aunque pueden ser modulados por las autoras: los derechos morales sobre su obra son distintos de los derechos patrimoniales).

¿Cuál es la diferencia entre derechos de autor y copyright? Véase el texto de Antonio Omatos.

¿Conoces las licencias de cultura libre? ¿Quién puede dar o quitar una licencia a una obra? Véase Licencias Creative Commons y Copyleft.

¿Por qué crees que surgió el copyright al mismo tiempo que la Revolución Industrial y el mercado libre? Véase la Historia de los derechos de autor.

De similar modo, ¿por qué ha surgido la cultura libre en la época de la revolución digital e Internet? Véase la Historia del software libre y de código abierto y los antecedentes de la cultura libre.

¿Cuáles de entre todos los videojuegos que hemos probado hasta ahora se han creado con licencias de cultura libre?

Debate 2: Tradición y modernidad (30/60 min)

Otras preguntas que resultan más interesantes que inquietantes:

¿Crees que se aprende imitando lo que otras personas hacen? ¿Se puede aprender sin imitar? ¿Por qué?

¿Consideras que la originalidad es un valor en sí misma?

¿A partir de qué momento en la vida de una persona tiene más valor la originalidad?

¿Te consideras una persona más tradicional o más innovadora? ¿Cómo lo sabes?

¿Es posible innovar sin conocer la tradición en cualquier esfera social y profesional: las artes, los deportes, las ciencias?

¿Por qué han sido necesarias las revoluciones en la Edad Contemporánea?

¿Cómo crees que se pueden transformar los hábitos sociales, los poderes políticos, las estructuras económicas? ¿En favor de quiénes?

Conclusión (simultánea o 20 min).

¿Qué relaciones encuentras entre los dos temas planteados?

¿Consideras que la última revolución digital constituye un desafío a la tradición?

¿Cómo ha afectado a nuestra concepción de los derechos de autor?

En general, ¿cómo influye en nuestra manera de entender la creatividad en la cultura y las artes? Consulta esta fuente: Cultura remix.

¿Crees que la gente se conforma con "leer" (un libro, una exposición, un juego) o necesita participar activamente como autora en la obra? Recuerda lo que te hacen sentir (si los has practicado) los videojuegos de los géneros "mundo abierto" y "Sandbox".

¿Se valora más la creación en equipo o la autoría individual?