Saltar la navegación

La autoría femenina.

Mujeres escritoras y defensoras de sus congéneres

Duración:
30 min
Agrupamiento:
Cinco equipos. En conjunto.

Consulta el muro de investigación en Padlet que usamos en una sección anterior.

Hecho con Padlet

Completa ahora el panel con referencias a mujeres autoras de cualquier época, sus obras y su defensa de la igualdad. Con ese fin, realiza dos acciones:

1º) Revisa el elenco de mujeres dramaturgas, poetas y narradoras del Siglo de Oro a las que hemos citado y hemos leído durante el proyecto.

2º) Visita la página del proyecto "Aprender con las mujeres: Literatura Contemporánea", donde encontrarás otras muchas escritoras en lenguas hispánicas desde el siglo XVIII hasta el XXI. 

Procura que los añadidos sean útiles, para lo cual es necesario revisar el contenido y hacer un breve comentario en la nota del muro.

María de Zayas y Artemisia Gentileschi: dos casos de autoría femenina y feminista.

Duración:
40/60 min
Agrupamiento:
Cinco equipos. En conjunto.

La autora María de Zayas tuvo tanto éxito como Cervantes a través de sus dos colecciones de novelas cortesanas, a las que no cabe calificar de románticas, o idealistas, aunque todas ellas traten sobre las relaciones amorosas entre los géneros. Las notas graves de realismo en las historias manifiestan la perspectiva de las mujeres que las protagonizan y las crean en calidad de narradoras. El marco que incluye a todas es una reunión de amigas y pretendientes durante las fiestas de Nochebuena: un "sarao" vespertino y nocturno.

Amores y desengaños.

Desde las Novelas amorosas y ejemplares  (originalmente tituladas: Honesto y entretenido sarao, 1637) a los Desengaños amorosos (Parte segunda del Sarao y entretenimientos honestos, 1647) se agrava la crítica de la autora y sus narradoras a las actitudes típicamente patriarcales:

  • el encierro forzoso,
  • los matrimonios de conveniencia por decisión paterna o acuerdo entre varones,
  • el pánico ante la libertad de las mujeres y la violencia represora contra su autonomía,
  • las estrategias de acoso, engaño o simple violación para silenciar su voluntad expresa, ignorar sus deseos e imponer el dominio del varón.

La serie de historias comienza por el relato de una enfermedad que debilita a la joven Lisis y motiva la visita de sus amigas y algunos pretendientes. Entre una noche y otra, los hombres hacen signos de su rivalidad mutua, pero también de su inconstancia, aunque no solo ellos: también les hace falta una interferencia en forma de mujer y sus celos hacia la anfitriona. Conforme discurren los saraos nocturnos, las novelas sirven de testimonio para crear sororidad entre las mujeres. Finalmente, la organizadora de los saraos, Lisis, se harta de desempeñar los papeles secundarios de dama en apuros. y de recompensa en una lucha entre rivales.

Las mujeres no son mejores ni peores que los hombres.

María de Zayas llega más allá que Cervantes, como podéis comprobar leyendo los argumentos de las novelas y la caracterización de sus heroínas (enlace al artículo de Carmen Solano). Las mujeres comprueban que el pacto cortesano de respeto a "la señora de la casa" y a la amada, a quien llaman mi dueño, es un engaño. No reaccionan solamente vertiendo lágrimas y asumiendo el papel de víctimas, sino que recurren a la acción defensiva e incluso a la contraofensiva: el adulterio y la venganza, razón por la cual las obras de nuestra autora terminaron siendo prohibidas por la Inquisición. 

Volvamos por nosotras.

Cuando le toca intervenir en el "segundo Sarao" relatando el desengaño sufrido por una mujer, Filis, otra narradora en el turno, declara lo siguiente: 

"De manera que no voy fuera de camino en que los hombres de temor y envidia las privan de las letras y las armas, como hacen los moros a los cristianos que han de servir donde hay mujeres, que los hacen eunucos por estar seguros de ellos. ¡Ah, damas hermosas, qué os pudiera decir, si supiera que como soy oída no había de ser murmurada! ¡Ea, dejemos las galas, rosas y rizos, y volvamos por nosotras: unas, con el entendimiento, y otras, con las armas!".

La pintora Artemisia Gentileschi despliega su talento al mismo tiempo que Don Quijote. Fue reconocida en toda Europa, por donde se difundieron sus obras. Tuvo que afrontar la violencia de una sociedad patriarcal que la marcó con una violación durante su juventud: el perpetrador fue su propio maestro, quien pretendió aprovecharse de su arte y de su persona. Mantuvo su testimonio durante un proceso jurídico en el que fue torturada. Su herramienta: las manos con las que pintaba fueron apresadas en un potro.

Las tres obras que reproducimos han escogido de la tradición bíblica dos escenas que manifiestan la perspectiva de las mujeres sobre la sociedad y sobre la Historia: el libro de Judit, la heroína que libra a su pueblo del asedio del imperio asirio, y la historia de Susana en el libro de Daniel.

Artemisia
Artemisia Gentileschi. Susana y los viejos (1610). Judith y su criada decapitan a Holofernes (1614-1620). (Dominio público)

Investigación.

Elige cualquiera de las novelas cortas de María de Zayas para leer en casa, en una edición que reconstruye el marco original (Enrique Suárez Figaredo, Lemir, 16 y 18).

1. Toma postura ante los actos y las actitudes (defensivos u ofensivos) de las mujeres protagonistas. ¿Siguen conteniendo un desafío en nuestro tiempo, según tu punto de vista?

2. ¿Qué deberían/deberíamos hacer los hombres, de modo personal y también en grupo, para recuperar la confianza de las mujeres desengañadas, sin recaer en el ilusionismo (engaño, encantamiento)? Por ejemplo, el encantamiento de la distribución del trabajo doméstico sin hechos.

Conclusión.

Después que hemos analizado algunas de las imágenes estereotípicas que siguen reproduciéndose en las narrativas contemporáneas: los videojuegos, el cine épico o las series, puedes contestar a la última pregunta del apartado anterior.

En suma, ¿consideras que Cervantes representa los estereotipos de género en su época, los adapta para suavizarlos o los transforma hasta anular su valor misógino? 



Debate: la participación de las mujeres en los videojuegos

Duración:
30 min
Agrupamiento:
Cinco equipos. En conjunto.

Guía para el debate.

¿Crees que los videojuegos serían distintos si las mujeres participaran como autoras en un grado parangonable a los hombres? ¿Por qué?

Decíamos al inicio de este capítulo: "La clave está en la autoría". Ahora retomamos la lectura del artículo de Paula Croft y añadimos la reflexión de Marta Trivi.

"Camino hacia un futuro más igualitario".

"Tras analizar parte de la cadena de valor, destacar a algunas de sus integrantes y creaciones y reflexionar sobre todo ello sacamos una conclusión principal: todos los eslabones de la cadena deben moverse en sintonía para poder encajar y construir un futuro más igualitario y plural.

En cuanto la base de jugadores sea menos tóxica y esté más concienciada, más niñas se animarán tanto a ser y proclamarse jugadoras como a entrar en estudios de desarrollo y creación de videojuegos. Estas estudiantes podrán incorporarse a la industria de forma profesional y distribuirse entre las distintas etapas de creación de un juego, desde programación a diseño, pasando por escribir guiones y crear bandas sonoras, arte y cualquier detalle que componga las obras. Si sus compañeros las dejan ascender, estas mujeres liderarán equipos y el resultado se verá reflejado en unos videojuegos más plurales, con personajes femeninos bien construidos que ayuden a hacer más amplio y rico el abanico de posibilidades. Seguiremos teniendo a Kratos, pero también a Aloy y todo podrá coexistir en un catálogo con el que todos los jugadores y jugadoras se sientan representados y satisfechos por estar jugando y viviendo grandes historias".

  • Marta Trivi, "El futuro es femenino; el pasado, no tanto: un repaso a la historia de las mujeres en los videojuegos". En Marina Amores (coord.), ¡Protesto! Videojuegos desde una perspectiva de género, AnaitGames, pp. 41-64.

"Cambiar la situación de las mujeres en los videojuegos es cambiar a la sociedad: renunciar a los roles de género, posicionarse de manera activa contra el machismo, eliminar nuestros prejuicios y, si es necesario, ya que muchas veces es lo que más afecta, modificar nuestros hábitos de consumo.

Decenas de estudios han llegado a la misma conclusión: la incorporación de las mujeres y de minorías enriquece el medio y lo abre a nuevos temas, métodos de trabajo y sensibilidades. Crear mejores juegos pasa por incorporar a la mujer, y, ¿no es eso lo que queremos todos?".

Otras fuentes para el debate.